Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 enero 2015

“La libertad de expresión en Francia es una completa falsedad y un fraude”.

Noam Chomsky

 

Es tal la libertad de expresión que impera en Francia que si yo viviera en ese país podría estar en la cárcel por haber escrito este artículo.

 

Las caricaturas que ilustran este escrito son del dibujante brasileño Carlos Latuff, quien en noviembre de 2012 fue catalogado por el Centro Simon Wiesenthal de Estados Unidos como el tercer “antisemita” del mundo, debido a sus denuncias gráficas de los crímenes del Estado de Israel en Gaza.

1En estos días a raíz de los luctuosos acontecimientos de París, han aparecido toda clase de aclamaciones a la pretendida libertad de pensamiento, opinión y expresión que existiría en Francia. Como sucedió el 11 de septiembre de 2001, cuando se empezó a decir sin mucha imaginación “todos somos estadounidenses”, ahora se repite como cacatúas que “todos somos franceses” o más banalmente “Je suis Charlie”. Recordemos que luego de los ataques al Trade World Center, George Bush, aparentando una ingenuidad y una inocencia angelical preguntaba por qué atacaban a Estados Unidos, a lo que él mismo respondía diciendo que se agredía la libertad, la democracia y la justicia que caracterizarían ese país imperialista y a nombre de valores tan abstractos, tras los cuales se encontraba el petróleo y el reordenamiento geopolítico del orbe, le declaró la guerra al mundo pobre y periférico, como epicentro de la cruzada contra el “terrorismo internacional”.

Algo similar sucede en estos momentos, cuando desde Paris, de François Hollande en adelante, se afirma que se ha atacado la libertad de expresión, que tendría su cuna en Francia y ese país sería, sin duda alguna, su mejor defensor. Para citar un ejemplo, Mario Vargas Llosa en un descolorido artículo asegura “el asesinato de casi toda la redacción de Charlie Hebdo significa […] que la cultura occidental, cuna de la libertad, de la democracia, de los derechos humanos, renuncie a ejercitar esos valores, que empiece a ejercitar la censura, poner límites a la libertad de expresión, establecer temas prohibidos, es decir, renunciar a uno de los principios más fundamentales de la cultura de la libertad: el derecho de crítica[1]. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Muchos jueces son incorruptibles, nadie puede inducirlos a hacer justicia”.

Bertolt Brecht

Es imposible mantener la dignidad sin el coraje para examinar esta perversidad y oponerse a ella”.

Bertrand Russell

La persecución y criminalizacióMafaldan a que el Estado colombiano ha sometido al profesor e investigador Miguel Ángel Beltrán durante los últimos seis años es un ejemplo fehaciente, a través de un caso personal, del terrorismo de Estado que se ha impuesto en nuestro país, y cuyas características criminales abarcan los más diversos ámbitos, como lo mostramos en este texto. Frecuentemente, al hablar del terrorismo oficial se enfatizan –con toda razón- los asuntos referidos a la violencia directa (torturas, asesinatos, desapariciones, detenciones arbitrarias, y diversas formas de persecución contra los opositores políticos), pero no se intentan vincular otras cuestiones en las que se impone una violencia indirecta y simbólica, que se ejerce en las universidades, en los medios de desinformación masivos y que predican los nuevos “intelectuales”, a los que más bien les cabe el apelativo de lumpen-intelectuales.

El ejemplo de Miguel Ángel Beltrán evidencia que el Terrorismo de Estado no es una realidad metafísica genérica e inescrutable sino una poderosa máquina de muerte que busca aniquilar a los seres humanos que se nieguen a aceptar como si fueran indiscutibles las mentiras del régimen sobre Estado de Derecho, Democracia, libertad de expresión, y mil bellezas retóricas por el estilo. (más…)

Read Full Post »