Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 noviembre 2010

Ofrecemos la introducción del nuevo libro de Renán Vega Cantor sobre los Economistas Neoliberales, autenticos ‘economic hit-men’.

«El capitalismo destruye las dos fuentes de su propia riqueza: el hombre y la naturaleza. En ese sentido, el sistema neoliberal ‹es un real genocidio›, porque está acabando con capas enteras de la sociedad humana y del entorno natural».

Francois Houtart, La Jornada, octubre 5 de 2004.

1

Hace unos pocos años escribí un artículo periodístico con el mismo título de este libro, tras haber leído un estimulante ensayo de Edward Herman sobre los crímenes económicos de guerra[1]. En la nota señalada, yo hacia alusiones directas a este tipo de criminalidad, pero, dado el carácter del escrito, no las acompañe con pies de página ni referencias bibliográficas, aunque me había documentado ampliamente para elaborarla. Algunas de las personas a las que les envié el artículo me señalaron que, teniendo en cuenta la falta de sustento bibliográfico, les parecía que las afirmaciones que hacia no estaban suficientemente respaldadas, insinuando, en algunos casos, que debía volver a escribir el texto. Esta actitud mostraba de alguna forma la resistencia a la manera como yo presentaba a los economistas neoliberales, a los que dejaba de observar como simples tecnócratas ocupados en el manejo de complicados sistemas de análisis o como gestores intelectuales de política económica, para considerarlos como vulgares criminales de guerra.

Las críticas y sugerencias me empezaron a rondar la cabeza y reiteradamente me pregunte a mí mismo si, en efecto, no debería presentar una visión más elaborada del asunto. Desde ese momento la idea se convirtió en una obsesión que, luego de varios años, ha dado origen a este libro. He decidido mantener el título del artículo mencionado, «Los economistas neoliberales: nuevos criminales de guerra», porque creo que resume muy bien la idea central que aquí se sustenta, además que compagina con mi intención de denunciar, espero que con bastantes argumentos y con cierto rigor, el genocidio capitalista en curso. (más…)

Read Full Post »

Cuando Michael Krätke planteó la sugestiva frase: “Grecia está en todas partes”, ilustraba sobre otro componente más para actualizar las caracterizaciones sobre la crisis global del capitalismo contemporáneo y la profundización que hoy por hoy exhiben sus múltiples contradicciones.

La explosión crítica y generalizada de las finanzas públicas mundiales, situación que – vale la pena subrayar – se venía gestando tiempo atrás pero fue acentuada espectacularmente por los salvatajes adelantados por los gobiernos y Estados de las principales potencias del mundo, continúa revelando varias cuestiones en torno al panorama económico y político mundial por venir pero, sobre todo, desanuda algunos interrogantes que ambiguamente se han propuesto a propósito de los posibles (¿inminentes?) cambios de época, particularmente el mentado post-neoliberalismo.

Contrario sensu a muchos análisis y analistas que tozudamente previenen en este contexto una suerte de capitulación de la era neoliberal y, con ella, una venida a menos de sus principales auspiciadores, con el FMI a la cabeza, habría que insistir que el escenario de la crisis se ha convertido también en una oportunidad para el relanzamiento del proyecto neoliberal (aunque ahora bajo un nuevo cuño) y, con ello también, la revitalización de sus principales auspiciadores, por supuesto, con el FMI a la cabeza.

La hegemonía que disfrutó esta institución en las últimas décadas del siglo XX y que le permitió imponer su dogmática a raja tabla alrededor del mundo, particularmente en América Latina y el Caribe donde el desastroso balance para todos es bien conocido, habría caído poco a poco en desuso. Especialmente desde principios del nuevo milenio, cuando el rechazo universal al rol del Fondo Monetario y su triste popularidad tocaban fondo. Hasta no hace mucho en diferentes lugares del planeta aún identifican al FMI con el diablo. “Y tienen razón”, afirmaba, el hoy director del Fondo, Dominique Strauss-Kahn, cuando reunía apoyos por esos días para su candidatura a esa entidad [1]. (más…)

Read Full Post »

El propósito de discutir el fenómeno de la mercantilización de lo público en Colombia es mostrar abiertamente los problemas sociales que se generan la escaza actividad estatal bajo dicho escenario durante las dos últimas décadas.

La mercantilización de lo público se entiende como aquella tendencia neoliberal a proveer cada vez más bienes y servicios públicos (salud, educación, servicios públicos domiciliarios, entre otros) bajo mecanismos tipo mercado (competencia, utilidad financiera, maximización privada de fondo públicos, fijación de precios, incentivos monetarios, contratación externa, cobros al usuario, clientelización de los ciudadanos entre otros).

Como se sabe en este contexto confeccionado por el neoliberalismo, el Estado se desdibuja en el cumplimiento de sus funciones públicas y sociales y se convierte en un agente más de la provisión, actuando conforme a mercados como lo hacen las empresas privadas y las organizaciones no gubernamentales. Lo caótico de este proceso no es sólo que el Estado pierde su rol de agente principal o central de la provisión, desatendiendo incluso el control y la vigilancia de los demás agentes que participan en el mercado de los bienes y servicios públicos, sino las problemáticas sociales que se presentan bajo un escenario de mercantilización.

Frente a este panorama, ¿qué alternativas se pueden explorar para Colombia?. La propuesta que se presenta recabará sobre la necesidad de iniciar un proceso de desmercantilización de la provisión de bienes y servicios públicos a través de la transformación del rol del Estado y la necesaria reactivación de la sociedad civil. (más…)

Read Full Post »

Tenemos conciencia antes,
tomamos conciencia después
Oscar Wilde

Los análisis más acertados en torno a la actual crisis del capitalismo han destacado el carácter complejo, multidimensional y de largo plazo que ésta encarna.

Mientras tanto, las opiniones más difundidas a través de los principales mass media alrededor del planeta insisten en la idea que la crisis es simplemente un desarreglo “financiero” (un problema que atañe algunos bancos e instituciones financieras) que sólo afecta a algunos países (los Estados Unidos y Europa).

En la gran mayoría de los casos, estas declaraciones intentan desinformar y, por lo menos, generar la falsa impresión entre la población que la crisis sería ya una cuestión del pasado y que estaríamos ad portas de retornar felizmente a “tiempos normales”, en una especie de período post-crisis [1]. Incluso, la tesis cabalgante para América Latina y el Caribe es que aquí prácticamente no ha pasado nada.

Los hechos día a día muestran, por el contrario, el carácter estructural de esta crisis que cuestiona integralmente al capitalismo como sistema. Tampoco es momentánea. Sus orígenes pueden rastrearse y sus consecuencias deben proyectarse en el largo plazo. Y, además, habría que analizarla contando con las diferentes dimensiones que ella expresa y la pluralidad de factores interdependientes que siguen convergiendo en su evolución a escala global [2].

Bajo esta última perspectiva y a pesar de contar con diagnósticos completos y acertados que nos permiten confirmar de estar en presencia simultáneamente de una crisis: a) económica, b) ecológica y ambiental, c) energética, d) alimentaria, e) política y, desde luego, f) social, de largo aliento y que, tal vez como nunca antes en su historia, la profundización de las contradicciones del capitalismo muestra límites infranqueables, en lo que algunos denominan una crisis civilizatoria o de la civilización,  aún es posible seguir actualizando el panorama.

Dos elementos adicionales convergen hoy por hoy en el escenario más amplio de la crisis pero hasta el momento – pensamos – no han sido lo suficientemente articulados. (más…)

Read Full Post »