Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 enero 2010

El terremoto del 12 de enero en Haití –dicen- era imprevisible pues la falla tectónica se conoce pero no tenía movimiento desde el siglo XIX. Pero los efectos de destrucción humana y física no son una pura maldición de los dioses. Los devastadores huracanes de julio-agosto de 2008 sobre Haití y Cuba tuvieron resultados distintos: cuatro personas murieron en Cuba, y 793 en Haití.

 Suele repetirse que la causa está en la miseria en Haití, que es un país olvidado. Pero no todos se han “olvidado” de Haití, no los que han ganado y siguen ganando con su miseria. Es tan prolongada la ignominia, que se toma como un “dato” sin orígenes.

La historia anterior es más conocida. Ganaron la Francia colonialista imponiéndole un bloqueo marítimo total y una “reparación” impagable por la osadía de los negros de independizarse en 1804. De esa deuda, que fue transferida a Estados Unidos, éste ganó desde antes de ocupar Haití de 1915 a 1934, y siguió ganando con su dominio permanente sobre la isla mediante dictadores títeres, como los Duvalier. Habían ganado Francia y después Estados Unidos en la construcción del canal de Panamá, sumando haitianos a los trabajadores esclavos chinos. Con la miseria de los pequeños productores agrarios, expropiados y desplazados a las zonas montañosas desde el siglo XIX, ganó una burguesía criolla servil al imperio, que no cargó con el pago de esas infames “deudas” colonialistas y que se benefició de la economía de enclave del algodón, café y caña de azúcar explotando a esa mano de obra despojada. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Durante la vigencia histórica del sistema capitalista, las crisis han sido parte de su esencia. Sin embargo, el mundo tal y como lo conocemos se encuentra hoy en medio de una crisis de tal magnitud y profundidad que no parecen existir antecedentes próximos que permitan realizar una comparación inédita que dimensione la gravedad histórica que actualmente (¿sobre?)vivimos.

Ciertamente se trata de una crisis del capitalismo en general y del sistema como un todo; una crisis de carácter global y multidimensional que irreversiblemente confirma la decadencia cada vez más acentuada de los fundamentos del capitalismo histórico.

Hoy estamos en medio de una crisis de la civilización que pone en peligro la especie humana y la vida en el sentido más amplio de la palabra.

El capitalismo no plantea alternativas a las crisis alimentaria, ecológica, energética y democrática por la que atravesamos. Por el contrario, condena a todos los pueblos del mundo a la opresión, la explotación y la exclusión. Por eso, ¿sería imaginable una sociedad de otro modo? ¿Sería posible confrontar las dinámicas y mecanismos del Capital que sólo se rige sino por el afán de obtener sin ninguna consideración ganancias? ¿Es posible pensar en un mundo diferente al que tenemos hoy, donde el 85% de la riqueza mundial está en manos de sólo el 10% mientras día a día se ensanchan los ríos humanos de pobreza y los océanos de miseria? (más…)

Read Full Post »

Portafolio ha cerrado este agitado 2009 con un editorial muy sugestivo – preliminarmente habría que calificarlo de cándido, en caso de haber sido un acto intelectual de “buena fe” pero que no lo exime de su congénita perversidad -, titulado: “una década con avances”.

En breves líneas este diario económico – señalemos, el de mayor circulación en Colombia -, asegura que “más allá de los tropiezos conocidos, es claro que el salto del país en los pasados diez años fue notorio”. A lo que añade: “la evidencia disponible deja en claro que los colombianos han progresado”. (Portafolio, 30 diciembre 2009). Sin embargo, seguidamente comenta el editorial: esta “(…) afirmación no desconoce que los índices de pobreza del país son muy elevados, que el desempleo es el más alto de América Latina, que el índice de desigualdad es el mayor de la región, que la corrupción asoma su fea cara periódicamente o que la violencia sigue dando zarpazos” (Portafolio, ibídem). Increíble; si es que alguien quiere evitar los epítetos: “cínico”, “orate”, “insolente” y tantos más. (más…)

Read Full Post »