Feeds:
Entradas
Comentarios

free counters

no+terrorismoEdoEl pasado febrero, se publicó en este espacio de debate político un artículo titulado “Terrorismo de Estado en Colombia: de-nuevo y re-cargado” (http://wp.me/pmaom-ii). Dicho artículo si bien pretende seguir aportando evidencias respecto de la persistencia de este nefasto fenómeno en nuestro país, termina circunscribiendo la gravedad del problema de manera equivocada y excesivamente liviana.

El artículo sugiere que la renovación y recarga del terrorismo de Estado en Colombia queda evidenciada en las comprobadas “chuzadas” a los miembros del equipo negociador del gobierno en los actuales diálogos de paz que se desarrollan en La Habana.  Cuestión que, si bien es cierta, se queda claramente corta en relación al verdadero Terror de Estado que se ejecuta sistemáticamente no sólo contra miembros de la oposición sino contra el conjunto de la ciudadanía.

Con ello no se pretende negar que en Colombia se han practicado y se continúan utilizando variados métodos de espionaje, y que ello nos preocupa profundamente en tanto entendemos lesionan los derechos y libertades individuales. Sin embargo no podemos coincidir en que la gravedad de los mecanismos que emplea el Estado para conseguir sus fines se acrecienta en tanto  los derechos que vulnera sean los de los “amigos” del oficialismo; tal como se sugiere. Continuar leyendo »

UnaSURMucho antes de su nacimiento, recibió miradas de escepticismo o cierto grado de subestimación. Algunos la califican, denotando con ello un profundo desconocimiento de la dinámica hemisférica contemporánea, el nuevo “Club de Amigos Presidenciales”.  Los críticos de ayer, la reconocen hoy   (incluso la aceptan) como interlocutor válido con atribuciones facilitadoras en recientes coyunturas. Me refiero a la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

Este organismo de concertación política ya durante sus primeros años de vida asume un rol determinante dentro del presente continuo del multilateralismo latinoamericano ¿quién puede decir lo contrario?. La Resolución Presidencial a propósito de la situación en Bolivia (2008); la Declaración de Buenos Aires, en rechazo al intento de Golpe de Estado contra Rafael Correa (2010) y la Reunión Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno para considerar la destitución del Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fueron coyunturas que tuvieron una marcada y decisiva influencia del bloque sureño. Continuar leyendo »

PetroLa gente se conoce por lo que hace y cómo lo hace.  Pero también, la gente cambia…

Gustavo Petro hoy es un personaje singular. No puede ejercer institucionalmente la política, pero la hace. Fue inhabilitado por 15 años… ¡pero hace política y de la buena! Después de la destitución como Alcalde de Bogotá se ha convertido en un símbolo de las víctimas de la anti-democracia que siempre ha sufrido Colombia. Es el único político que convoca a multitudes en medio de unas elecciones desabridas… ¡Y la gente responde y de qué manera!

Pero… ¿quién es Gustavo Petro? Fue un joven concejal de Zipaquirá, militante del M19, representante a la Cámara y Senador con un brillante desempeño. Su tarea principal fue denunciar el entronque entre las mafias políticas y los grupos paramilitares. Destapó la corrupción en el gobierno capitalino de Samuel Moreno que se dio en llamar el escándalo del “Carrusel de la Contratación”. Fue candidato a la Presidencia por el Polo Democrático y en 2011 elegido Alcalde de Bogotá por el Movimiento de Ciudadanos Progresistas. Continuar leyendo »

El gobierno, Santos, Uribe, la Registraduría, todos los representantes de los diferentes partidos, un día después de las elecciones legislativas salen a hacer sus balances y evaluaciones. Casi nadie pierde, todos ganan. ¡Que viva la democracia!

Pero la verdad cruda y madura es totalmente distinta. Si se le descuentan al total de votos válidos (43,58%) lo correspondiente al voto en blanco (5,21) tenemos que todos los partidos obtuvieron un exiguo 38,37%. Si a esta cifra se le restan los porcentajes obtenidos por el Polo (3,78%) y Verdes (3,94%), tenemos que los partidos de la oligarquía obtuvieron todos juntos el 30,65% de la votación. ¿Esa es la fortaleza de la democracia colombiana?

¿Y así se atreven a cuestionar la democracia venezolana que obtiene cifras de participación superiores al 70%? Definitivamente no hay nada más cínico que un politicastro colombiano de los partidos tradicionales y oligárquicos.

Pero esa situación aún admite más análisis. ¿Cómo obtienen esos votos? Los partidos gobiernistas de la “unidad nacional” chantajean a las gentes desde las alcaldías que controlan con los programas de familias en acción, los auxilios a abuelos vulnerables, etc., o con la promesa de un empleo. Otros políticos más descarados no dudan en comprar el voto en forma directa, por un tamal y una gaseosa, una hoja de eternit o cualquier otra cosa de esas. O en otros casos la extorsión y presión violenta es la herramienta utilizada. Continuar leyendo »

UcraniaVenezuelaVenezuela y Ucrania son realidades presentadas hoy por hoy, desde el espectro mediático foráneo, como los dos emblemas actuales de la “Resistencia Civil Global”.

No obstante, la puesta en marcha de un cronograma escalonado de “protestas” a lo interno de estas naciones solo responde a la aplicación de fórmulas características del intervencionismo moderno cuyo objetivo central se circunscribe al debilitamiento del oponente (Gobiernos contrarios al actual status quo) a través de la aplicación de maniobras desequilibrantes orientadas a proyectar la sensación de caos generalizado, necesario de la atención internacional. El origen del referido argumento lo recoge Geen Sharp en su manual desestabilizador: De la dictadura a la Democracia desde donde expone 198 mecanismos de “Resistencia o Lucha No Violenta”, empleados con rigurosidad metodológica – tesis del Golpe Suave- por los actores internacionales dominantes con miras a crear las condiciones de inestabilidad política básicas que materializaron la Revolución de Colores en Europa del Este y la Primera  Árabe.

Si bien la puesta en marcha del neo-intervencionismo ya se convierte en una realidad evidente, debemos con el más visible de los resaltadores subrayar el por qué del posicionamiento, nada casual y en paralelo, de las coyunturas ucraniana y venezolana. No hay duda, que el factor estratégico constituye el verdadero punto de conexión entre ambas realidades geopolíticas. Continuar leyendo »

MCHABOL¿Qué pasa realmente en Venezuela? El análisis de la actual situación de Venezuela es muy importante para el futuro de la revolución en Latinoamérica y en el mundo. Comprender el movimiento complejo – no lineal – de la lucha de clases “interna”, la interferencia de fuerzas geopolíticas, y la idiosincrasia del pueblo venezolano, es fundamental para acercarnos a esa realidad, entenderla y actuar en consecuencia.

Es claro que la lucha de clases “interna” no puede desligarse de los intereses del capitalismo que se expresa como imperialismo neo-colonial y, a la vez, como imperio global. Sin embargo, la lucha interna tiene sus propias dinámicas que juegan a favor y en contra de esa intervención. Lo mismo a nivel cultural. La religiosidad sincrética, el espíritu pacífico y festivo, el nacionalismo independentista, la tendencia consumista en boga y otros factores culturales, juegan de una u otra manera, no sólo entre las diversas clases sociales sino en diferentes momentos y escenarios.

La lucha de clases interna

Una primera aproximación a la reciente historia de Venezuela nos permite decir que el proletariado, en sus diferentes expresiones (trabajadores asalariados de diverso nivel y precariedad, campesinos pobres, pobladores de las barriadas que viven de la economía popular, “clases medias” bajas), ha sido la base social de una revolución anti-oligárquica, que fue adquiriendo paulatinamente una fuerte conciencia nacionalista, anti-estadounidense y que se ha insinuado “socialista” más por obra de su principal dirigente – Hugo Rafael Chávez Frías – que por una tradición cultural de ese tipo. Continuar leyendo »

La pequeña burguesía, que definitivamente ha perdido toda esperanza de recobrar una función productiva…, trata en todas las formas de conservar una posición de iniciativa histórica: imita a la clase obrera, sale a las calles. Esta nueva táctica se lleva a cabo de los modos y formas permitidos a una clase de charlatanes, de escépticos, de corruptos: el desarrollo de los hechos que han tomado el nombre de ‘radiantes jornadas de mayo’, con todos sus reflejos periodísticos, oradores, teatrales, callejeros durante la guerra, es como la proyección en la realidad de un relato de la jungla de Kipling: el relato de Bandar-Log, del pueblo de los monos, el cual cree ser superior a todos los demás pueblos de la jungla, poseer toda la inteligencia, toda la intuición histórica, todo el espíritu revolucionario, toda la sabiduría de gobierno, etcétera, etcétera… trata de corromper la calle.

Antonio Gramsci, “El pueblo de los monos” (1921)

 

GramsciEl italiano Antonio Gramsci es sin lugar a dudas uno de los analistas más autorizados sobre el fascismo como fenómeno político (1). Y ello, no sólo por haber sido el “observador” contemporáneo de mayor agudeza sobre el origen y la evolución del fascismo en Italia. También porque Gramsci mismo fue una de las víctimas de ese régimen antipopular y criminal. Como es bien sabido, Gramsci es un actor principal de los acontecimientos históricos y del clima político de la época. De hecho, las denuncias que él efectuó sobre el significado del régimen fascista fueron una de las causantes de su encarcelamiento y le valieron finalmente la muerte tan sólo a pocos días de haber recobrado su libertad plena.

El análisis gramsciano del fascismo se destaca por la magistral exactitud empírica, la síntesis histórica y el inobjetable rigor teórico y metodológico. Lo anterior descontando la templanza de Gramsci para arribar a conclusiones políticas de gran sentido práctico bajo un lenguaje sencillo, y que le permiten – incluso varios años antes – anticipar con gran acierto las condiciones de la liquidación fascista en Italia y Europa. Por tal razón, y a pesar del tiempo aunque también del relativo olvido o “desprestigio” en que decaería el tema del fascismo como una cuestión política efectiva, supuestamente desterrada para siempre en la historia, la mirada de Gramsci sigue vigente. De hecho, hoy por hoy y ante varias situaciones emergentes que parecen reeditar ese oscuro pasaje del pasado, aunque bajo nuevas formas y figuraciones para muchos insospechadas, las contribuciones gramscianas son muy actuales desde el punto de las preocupaciones más abstractas o teóricas y releerlo, traerlo de vuelta, se constituye en un acto de urgente necesidad práctica y, sobre todo, política. Continuar leyendo »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores